En la columna con: Ing. David Prieto

2f284ddc-fd5e-4ab2-ba3b-f660f5a8e5b6.jpg

Desde el origen de la civilización, el desarrollo y el progreso se ha dado a través de seres extraordinarios que han tenido la imaginación y la visión del desarrollo en eso han invertido su intelecto, de ahí que en nuestros tiempos disfrutemos de toda la tecnología que nos permite desarrollarnos. Algunos países han invertido en el apoyo de estos individuos y el desarrollo de estas tecnologías y curiosamente se han convertido en las potencias mundiales, han apoyado la investigación de nuevas tecnologías y las han implementado en su uso diario, dando lugar y respetando a cada a los investigadores y desarrolladores para lograrlo. 

Lamentablemente en Mexico esto no esta sucediendo, tenemos a un presidente que ha determinado quitar la inversión para todos los programas de investigación, a eliminado el apoyo para las incubadoras de desarrolladores de empresas, hace caso omiso a las leyes y actúa por sus propios impulsos, desacredita a las instituciones, organizaciones, empresarios y trabajadores, como son los casos en donde indica que no es ciencia hacer un camino, o en donde indica que serán los alumnos , padres de familia y profesores los que harán las rehabilitaciones de las escuelas. 

Curiosamente México es un país que tiene un excelente avance en materia legislativa, instituciones que han sobresalido a nivel internacional en investigación y aportaciones, programas que apoyan al desarrollo de un país y que lamentablemente por una exagerada corrupción de las personas que los administran generaron quebranto a la nación, pero aquí es donde hago énfasis (No son las leyes  O o las instituciones las que no funcionan), son los individuos que sin tener una vocación de servidores y funcionarios se han enriquecido de manera individual, es ahí donde realmente se debe actuar castigando con estricto apego a las leyes a estas personas. Este ejercicio cambiaria la forma de hacer gobierno. 

No me imagino a un niño o niña determinando como reparar un muro que se encuentra fisurado en su escuela, no me imagino a un campesino realizando el proyecto de un camino. No me imagino a un merolico siendo el Presidente de la Republica. 

¡Zapatero a tu zapato!
¡No más ocurrencias mañaneras!

David Prieto

Srio. Gral. SMI Oaxaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s